MASTITIS, INGURGITACIÓN Y OBSTRUCCIÓN

La mayoría de las complicaciones que dificultan la lactancia materna y que, por desgracia en muchas ocasiones son causa del abandono de la misma tienen una mejor resolución si se detectan de manera temprana y se consulta con la matrona o asesora de lactancia a tiempo

Os recomiendo también que acudáis a un grupo de apoyo a la lactancia durante el embarazo y no esperéis a después del parto

En el post de hoy os dejo una pequeña guía con las complicaciones más frecuentes, como detectarlas a tiempo y medidas que podéis tomar desde casa

INGURGITACIÓN MAMARIA «SUBIDA DE LECHE»

En los primeros días postparto, con frecuencia a las 72 h, es cuando se produce el cambio de producción de calostro a leche madura, la llamada «SUBIDA DE LECHE»

Durante este proceso muchas madres experimentan en ambos pechos sensación de plenitud, hinchazón o molestias como tirantez y dolor (INGURGITACIÓN MAMARIA). Esta situación se debe a una hinchazón anormal de la mama causada por un exceso de líquido, no a un aumento de la cantidad de leche materna

Muchas madres incluso consultan o se preocupan por que no han tenido «sensación de subida» y es posible que no tengan leche o que esta no alimente lo suficiente. La ingurgitación mamaria NO FORMA PARTE DE LA TRANSICIÓN NORMAL de calostro a leche madura, dificulta la correcta succión del recién nacido y si no se detecta y se actúa a tiempo puede derivar en otras complicaciones

¿CÓMO ACTUAR ANTE UNA INGURGITACIÓN MAMARIA?

Como siempre primero PREVENCIÓN:

  • Lactancia frecuente y continua desde el momento del parto. Cuidado con las interferencias como los CHUPETES. Si el bebé se despierta o tiene sensación de hambre con el chupete en la boca es posible que se adormezca y no haga la toma correctamente
  • Posición correcta del bebé. Vigila el agarre, boca bien abierta, sin dolor y cogiendo areola (no solo el pezón)

Si no aun así hay ingurgitación:

  • No aplicar calor ni frío. El calor dilata los conductos y empeora el edema. El frío los cierra y dificulta la extracción
  • Si hay mucha molestias frío entre las tomas. Aplicar hojas de col enfriadas en la nevera sobre el pecho, romper las hebras de la hoja antes de aplicarlas (con rodillo por ejemplo)
  • PRESIÓN INVERSA SUAVIZANTE o técnica de drenaje linfático, mantener esta postura 3 minutos como mínimo (foto más abajo). Reduce el edema y facilita el agarre y succión del recién nacido
  • Cuidado con la extracción con SACALECHES, puede aumentar la producción en exceso. Recurrir sólo cuando la succión del bebé no extrae suficiente. Se puede guardar para dársela al bebé en otro momento
Técnica drenaje linfático (presión inversa suavizante)

OBSTRUCCIÓN CONDUCTO MAMARIO

Es frecuente en madres con una elevada producción durante los primeros meses de lactancia materna. La causa no es específica, puede estar relacionado con una postura frecuente al amamantar, saltarse tomas, ropa ajustada o incluso la postura al dormir de la madre

La obstrucción se detecta por bultos palpables en la mama acompañados o no por dolor y/o enrojecimiento SIN FIEBRE (importante para distinguir de la mastitis)

¿COMO ACTUAR ANTE UNA OBSTRUCCIÓN?

  • Cambia la postura al amamantar. La succión del bebé es más efectiva donde coloca el mentón, es decir si la obstrucción o bulto esta en la parte superior de la mama, te recomendaría la postura de la loba por ejemplo (foto más abajo)
  • Aplicar calor húmedo, por ejemplo en la ducha o con un paño caliente para dilatar el conducto obstruido
  • Masajear la zona, sobre todo durante la toma para que sea el mismo bebé quien lo vacíe
Postura para obstrucción superior de la mama

MASTITIS

No todas las complicaciones en la lactancia materna son mastitis. A diferencia de la ingurgitación la mastitis aparece después de los 3 primeros días y de forma unilateral (en una mama)

La mastitis tiene lugar por una disbiosis (alteración de la flora bacteriana normal de la leche materna). Situación que produce una infección de los conductos y que puede dar síntomas como fiebre, dolor y enrojecimiento de la mama

Puede ir acompañada o no de grietas. Si que es verdad que una grieta puede provocar una infección en la mama (al ser una herida) pero no siempre aparece antes

¿TODAS LAS MASTITIS DAN FIEBRE?

No siempre. Hay más de un tipo de mastitis y no todas tienen los mismo síntomas. FIEBRE, DOLOR y ENROJECIMIENTO son los síntomas de la mastitis aguda (más conocidos). La madre lo detecta con facilidad y pide ayuda para iniciar tratamiento

OTROS SINTOMAS DE MASTITIS

Hay otros síntomas por los que deberías consultar con tu matrona o asesora de lactancia. INDURACIÓN de una zona de la mama, sensación de PINCHAZOS en el pezón y la mama (no solo durante la toma) o sensación de ESCASEZ de leche. En estos casos la madre no consulta tan rápido o directamente abandona la lactancia

¿COMO ACTUAR ANTE UNA MASTITIS?

La mayoría de las mastitis se derivan de una ingurgitación u obstrucción mamaria no resuelta, incorrecta succión del bebé o por un tratamiento antibiótico por otro tratamiento. Siempre mejor PREVENIR y CONSULTAR cuando hay dudas o los primeros síntomas (sobre todo fiebre)

NO ABANDONAR LA LACTANCIA MATERNA. En la actualidad no hay ninguna recomendación que apoye el abandono de la lactancia en el tratamiento de la mastitis. PIDE AYUDA NO ABANDONES

El tratamiento de la mastitis es antibiótico y debe ser pautado y recomendado por profesionales sanitarios después de su diagnóstico con CULTIVO DE LECHE MATERNA y antibiograma en laboratorio

También se recomienda el tratamiento con PROBIÓTICOS específicos para lactancia materna, estos se puede comprar sin receta pero no se deben usar sin consultar. Algunas mastitis se resuelven solo con probióticos y asesoramiento pero es importante valorar cada caso de forma individual

Espero que estos consejos os sean de ayuda en vuestra lactancia

Blanca Matrona

#yomequedoencasa

Etiquetado ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.