hola padres blanca matrona
EMBARAZO

INFECCIÓN DE ORINA EMBARAZO

La infección de orina en el embarazo es frecuente. Se produce hasta en un 15% de los embarazos. Es importante la PREVENCIÓN y la DETECCIÓN PRECOZ, ya que una infección de orina en el embarazo no tratada puede derivar en complicaciones renales como la pielonefritis o complicaciones obstétricas como irritación uterina, contracciones y parto prematuro

¿POR QUÉ SON MÁS FRECUENTES EN EL EMBARAZO?

Las modificaciones anatómicas del embarazo hacen que sea más díficil el vaciamiento completo de la vejiga

Conforme el ÚTERO aumenta de tamaño (2º-3º trimestre) presiona la VEJIGA y los URÉTERES (estructuras que llevan la orina desde el riñón hasta la vejiga) y no permiten el flujo normal de orina, pudiendo quedar retenida. Además la PROGESTERONA (hormona del embarazo) relaja la musculatura de los uréteres y la vejiga, y el flujo de orina es más lento

Todos estos cambios (normales del embarazo) tiene como consecuencia que no se elimine la orina con la frecuencia normal y que al quedar acumulada se pueda infectar

¿LA ORINA CONTIENE BACTERIAS?

No, las bacterias que producen infección de orina provienen de las regiones anatómicas vecinas que sí las tienen el recto y la vagina (candidiasis vaginal)

**También el exceso de AZÚCAR en sangre se elimina por orina (diabetes gestacional ) y favorece el crecimiento bacteriano

SIGNOS DE INFECCIÓN EN EL EMBARAZO:

Cuando piensas en infección de orina se te viene a la cabeza la cistitis típica: escozor, dolor al orinar, intentar orinar y no poder y dolor en la zona baja del abdomen. Lo característico de las infecciones de orina en el embarazo es que los síntomas pueden ser DIFERENTES, y en muchas ocasiones NO HAY SÍNTOMAS

Por eso se realizan controles de orina en cada trimestre y detección precoz en la consulta de la matrona

Algunos SÍGNOS o SÍNTOMAS que nos pueden indicar infección de orina y que necesitan VALORACIÓN son:

  • Dolor lumbar uni o bilateral (en un lado o en los dos) no relacionado con un esfuerzo físico ya puede ser signo de pielonefritis
  • Contracciones uterinas que no ceden con el reposo. Contracciones que se parecen al dolor de regla
  • Fiebre mayor de 38º

¿COMO AFECTA A LA EMBARAZADA Y AL BEBÉ?

La infección de orina afecta tanto a la madre como a su hijo, pero de distinta forma. El riesgo mayor para la madre es que la infección de orina no detectada o no tratada pueda derivar en una infección de riñón (pielonefritis), que causa dolor y que puede acabar en ingreso hospitalario.

Por su parte, al feto también le influye, aunque, afortunadamente, no de modo directo. “La infección de orina materna puede desencadenar contracciones uterinas, provocando amenaza de parto prematuro, necesitando ingreso hospitalario y medicación para frenar las contracciones”

TRATAMIENTO

El tratamiento de la infección de orina se debe hacer siempre que sea posible tras realizar un ANTIBIOGRAMA (informe de antibioticos a los que es sensible la bacteria) ya que no todas las infecciones son por el misma bacteria ni tienen por que responder bien al mismo antibiótico

Es fundamental acabar el tratamiento completo, aunque los síntomas hayan remitido a la mitad del mismo. Además, no se deben beber infusiones o productos de herbolario sin supervisión de la matrona, ya que no todos son aptas para embarazadas

Al finalizar el tratamiento es recomendable REPETIR EL UROCULTIVO para valorar la respuesta

También se recomienda la toma de próbioticos con los antibióticos, sobre todo en los casos de infecciones de repetición

¿COMO PREVENIR?

Las infecciones de orina no se pueden prevenir del todo en el embarazo, ya que están muy ligadas a factores no modificables, pero sí se pueden seguir algunas medidas que ayudan y, sobre todo, es fundamental acudir a todos los controles recomendados de seguimiento del embarazo, donde se pueden detectar

No obstante os dejo algunos consejos que os pueden ser de ayuda:

  • Beber mucha agua, el agua ayuda a diluir la orina y a orinar con más frecuente, previniendo la retención
  • Higiene íntima, los productos de higiene intima no adecuados pueden alterar la salud vaginal y aumentar el crecimiento bacteriano que puede pasar a la vejiga e infectar la orina
  • Después de orinar siempre de delante hacia atrás, es decir desde la vejiga hasta el ano y nunca al reves
  • Vaciar la vejiga después de las relaciones sexuales. Durante las relaciones pueden pasar bacterias de la piel y zona genital a la uretra

A continuación os dejo el enlace de la revista HOLA.com con la que colabore en la redacción de un articulo sobre las infecciones de orina en el embarazo

Espero que esta información te sea de ayuda en tu embarazo

Blanca Matrona

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *